miércoles, 5 de marzo de 2014

Qué hacer ante un ataque de pánico


Los ataques de pánico y ansiedad se presentan de manera repentina, sin previo aviso, y sin razón aparente. Sus síntomas coinciden con los de otras afecciones y enfermedades, por lo que debemos aprender a identificar estos ataques, en su defecto, conocerlos, y llevar a cabo simples acciones cotidianas que nos darán un empujón en la lucha por evitarlos.

He aquí una pequeña lista de cosas que podemos hacer en caso de que suframos un ataque de ansiedad:

1. Ante todo, reconocer que lo que nos está ocurriendo es un ataque de ansiedad y asumir que en los próximos minutos podemos experimentar estos síntomas, los cuales serán muy desagradables, pero no son peligrosos ni dañinos. Digámonos a nosotros mismos que estamos sufriendo un ataque de pánico, que no hay motivo para preocuparse y que tan sólo tenemos que esperar a que pase.

2. Evitar todo pensamiento que pueda agravar nuestro estado.

3. Distraer nuestra atención, ya sea fijándonos en algo externo (aquello que estemos viendo, escuchando o tocando) o realizando algún tipo de actividad (movernos, hablar con alguien, imaginar una escena agradable, recordar las tareas pendientes del día, tararear nuestra canción favorita, etc.).

4. Contrarrestar la hiperventilación, que, como sabemos, es uno de los mecanismos clave en el proceso del ataque de pánico. Para ello podemos emplear varias técnicas de control de la respiración con el fin de que ésta deje de ser superficial y apresurada y se vuelva regular, como la respiración profunda o la respiración contando. Sin embargo, la forma más rápida y efectiva de contrarrestar la hiperventilación consiste en aumentar la cantidad de dióxido de carbono que introducimos en nuestro organismo con alguno de los siguientes trucos:
  • Tapar una de las fosas nasales y respirar solo con la otra.
  • Fruncir los labios y respirar por la boca como si estuviésemos apagando una vela.
  • Coger una bolsa entre las manos, colocar su abertura delante de nuestra nariz y boca y respirar dentro de ella hasta que empecemos a sentirnos más calmados (tampoco hay que abusar, ya que con este truco aumentamos muy bruscamente nuestro nivel de dióxido de carbono).


Si sufres  ansiedad, ataques de pánico, agorafobias, depresiones, fobia social.
Te podemos ayudar con  sesiones individuales.


PREVIA PETICIÓN DE CITA.


 Gabinete  Quiromasajista  profesional,  terapias de relajación y yoga en Las Palmas.
Móvil   722 70 74 14
En caso de no poder atenderle: Dejen su nombre y teléfono y contactaremos con usted.

HORARIO:
De lunes a viernes : 09:00 horas  /  21:00 horas
Quiromasajista profesional - Terapeuta en relajación y Nidra Yoga.
Arice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada